Medellín, es hora de reaccionar

Hoy, Medellín es una ciudad fracturada. De pasar de ser reconocida, más allá de sus obras físicas, por un trabajo articulado entre diversos sectores en favor de lo público, ahora las noticias giran en torno a peleas, distanciamientos, señalamientos. La ciudad y su gente observan un retroceso evidente en muchos aspectos que otrora eran motivo de orgullo.