¿A qué juega el INDER en la administración de la Medellín Futuro?

¿A qué juega el inder en la administración de la medellín futuro?

Por: Veeduría Todos por Medellín (@todosxmedellin)

El Instituto de Deportes y Recreación de Medellín, INDER, es el ente descentralizado de la Alcaldía de Medellín encargado de fomentar el deporte, la actividad física, la recreación y el aprovechamiento del tiempo libre,[1]. Mediante su oferta de programas, el INDER es clave para contribuir al mejoramiento de la cultura ciudadana y la calidad de vida de los habitantes del municipio de Medellín.

Con la llegada de la nueva administración municipal en enero de 2020, el INDER ha sufrido cambios sustanciales entre los que se encuentran renovaciones en planta directiva y una situación financiera apremiante, que producto de la pandemia ha afectado a las entidades del conglomerado público de Medellín, tal y como ha sido mencionado desde la Alcaldía en declaraciones recientes[2]. Teniendo en cuenta lo anterior, a continuación, se explica, desde diversas ópticas, la situación del INDER en el último año y medio y se alertan algunos riesgos que desde la Veeduría Todos por Medellín consideramos perentorio señalar.

¿Para qué existe y cómo opera el INDER?

El INDER es un establecimiento público que, en el propósito de fomentar el deporte, la actividad física, la recreación, y el aprovechamiento del tiempo libre, planea, programa y ejecuta programas de actividades físicas, deportivas y recreativas, teniendo a cargo la administración, mantenimiento, construcción y adecuación de escenarios deportivos y recreativos públicos en el municipio de Medellín.

Para cumplir sus objetivos, en el año 2020, el INDER presentó a la ciudad de Medellín una oferta que incluía la administración de 958 escenarios públicos en los que se atendieron casi 5,6 millones de usuarios en distintas estrategias como i) fortalecimiento de talento a través del deporte, ii) recreación, iii) actividad física para activarse en casa, iv) cuidado de escenarios deportivos y v) planeación local y presupuesto participativo[3].

De acuerdo con los estatutos del INDER, aprobados en 2014, el establecimiento tiene dos órganos de administración: i) el director general, nombrado por el alcalde de Medellín y ii) el consejo directivo, conformado por 9 miembros provenientes de la Alcaldía de Medellín, la Gobernación de Antioquia y los estamentos deportivos de la sociedad civil. El actual director del INDER es Carlos Mario Romero, nombrado en dicha posición en abril de 2021 en reemplazo de Diana Paola Toro, su predecesora y quien fue nombrada a su vez en enero de 2020.

Aún siendo el INDER un establecimiento con contabilidad y patrimonio independiente, de acuerdo con el decreto 883 de 2015 y el manual de gobierno corporativo del conglomerado público de Medellín, una entidad de las características del INDER debe evaluar su “sostenibilidad ambiental y socialmente en el desarrollo de su objeto y económicamente cuando su naturaleza jurídica lo permita”. En ese sentido, la necesaria evaluación de las finanzas del INDER que se muestra a continuación es condición necesaria pero no suficiente para analizar el desempeño de la entidad dentro del funcionamiento del conglomerado.

Lupa a las finanzas del INDER

Para entender cabalmente la situación del INDER es necesario revisar sus estados financieros y su presupuesto. En los estados financieros se encuentran: i) la hoja de balance que muestra el acumulado de resultados desde el origen del INDER hasta 2020, y ii) el estado de resultados de la entidad para el 2020.

Hoja de Balance

La hoja de balance es un informe que refleja los activos (lo que se tiene), los pasivos (lo que se debe) y el patrimonio (reclamación residual) de una entidad. Como el INDER es una institución cuyos ingresos provienen del municipio de Medellín y cuyo objetivo no es el lucro económico, sus activos provienen en su inmensa mayoría de i) la transferencia en la propiedad de escenarios deportivos que pertenecían al municipio y ii) la construcción de escenarios deportivos con recursos municipales.

En ese sentido, los activos del INDER sumaban 533.849 millones al cierre de 2020. Sin embargo, esos activos habían disminuido ostensiblemente en el último sexenio, dado que en 2015 sumaban 633.405 millones. La principal razón para esta disminución fue la adopción de las Normas Internacionales de Contabilidad para el Sector Público (NICSP) en 2018, que ocasionó una reducción con respecto a 2017 de 65.331 millones en las cuentas por cobrar (activo corriente) y de 25.083 millones en el activo no corriente.

Por último, debe mencionarse que la relación entre los pasivos y el total de activos del INDER (2,6%) es bajísima, significando que la entidad no tiene en la práctica deuda y que el 97,4% de los activos que posee los puede considerar como propios.

Estado de resultados

El estado de resultados es un informe que recoge los ingresos y gastos que ha tenido una empresa durante un periodo de tiempo e indica cómo los ingresos se transforman en utilidad a medida que se deducen los costos y gastos. Como lo indica la gráfica, los ingresos del INDER son, en su inmensa mayoría, provenientes de las transferencias del municipio de Medellín y otras entidades públicas, promediando 141.312 millones para el sexenio 2015-2020 y totalizando el 97% de los ingresos totales.

 

La contabilización de los ingresos (positiva) y costos y gastos (negativa), conlleva a estimar la utilidad anual del INDER. En ese sentido, en el último sexenio la utilidad de la entidad ha variado entre mínimos, los -4.234 millones de 2019, y máximos, los 57.121 millones de 2020.

Ahora bien, dentro de la contabilización anual de ingresos y costos del INDER hay ítems en efectivo, las transferencias presupuestales de Medellín o el pago de salarios, e ítems en especie, como los activos que Medellín le transfiere a la entidad. En esa medida, el hecho de que el INDER en algunos años tenga altas utilidades no significa que quede con ese nivel de recursos disponibles en efectivo al final del año, sino que el tratamiento contable que se le hace a las transferencias de activos que recibe del municipio ocasionan ese efecto positivo en la utilidad. En resumen, los estados financieros reflejan no sólo los ingresos y egresos en efectivo de la entidad sino también los ingresos y egresos contables producto de las transferencias anteriormente mencionadas.

Presupuesto del INDER: Cuánto tiene y cuánto ejecuta

En el sector público, el presupuesto es un instrumento de planificación y gestión financiera que tiene como base las operaciones efectivas de las entidades con el objetivo de cumplir con el plan de desarrollo mediante la prestación de servicios. En el caso del INDER su presupuesto está constituido por el efectivo que, en forma de rentas propias, rentas de capital y transferencias municipales, tiene la entidad disponible para ejecutar. En el año 2021, según el decreto municipal 1189 de 2020, el presupuesto del INDER (107.483 millones) estuvo constituido por las rentas propias: 1.355 millones (1,3%), las rentas de capital: 150 millones (0,1%) y las transferencias municipales: 105.977 millones (98,6%).

En el análisis de las finanzas del INDER debe tenerse en cuenta que hay al menos tres presupuestos: i) el decretado inicialmente exante, el año previo a la vigencia del presupuesto, ii) el ajustado en el seguimiento al Plan de Acción a lo largo del año expost y iii) el efectivamente ejecutado. El presupuesto se ajusta -y generalmente se incrementa- a lo largo del año tras agregar i) los recursos provenientes de las transferencias que EPM le hace al municipio de Medellín y ii) los recursos no usados de la vigencia anterior y que ahora están disponibles.

Una revisión más a fondo de las finanzas del INDER muestra como en términos corrientes el presupuesto del INDER ha ido disminuyendo con el paso del tiempo. Por ejemplo, el presupuesto decretado inicialmente en 2014 fue de 191.832 millones mientras el decretado para 2021 fue de sólo 107.483 millones, suponiendo una disminución de 84,349 millones; de igual manera, el presupuesto ejecutado fue de 170.133 millones en 2014 y 130.170 millones en 2020, significando una reducción de 39.963 millones en el periodo. Con respecto al presupuesto ajustado, la ejecución presupuestal promedio del INDER en el periodo 2014-2020 ha sido altísima al marcar un guarismo del 99%. Finalmente, debe mencionarse que la actual situación de aprieto presupuestal no sólo es coyuntural ya que el presupuesto del INDER es aproximadamente el mismo desde 2016.

¿Qué dice la gerencia del INDER? Chequeo de Datos y otras Alertas

A finales de mayo del presente año, el actual director del INDER, Carlos Mario Romero Misas, emitió un comunicado, tras dos meses de haberse posesionado en el cargo, en el que mencionaba una apremiante situación financiera en la entidad. Desde Todos por Medellín decidimos evaluar dos de las frases principales del comunicado usando la técnica de chequeo de datos.

En primera instancia, el director del INDER indica que “la institución carga con un déficit económico de poco más de 49 mil millones”. Sin embargo, hay que entender, como se expuso líneas arriba, que los ingresos del INDER son provenientes de transferencias de la Alcaldía; un déficit entonces supone que las transferencias de la Alcaldía son menores a los gastos que estima el INDER. Sin embargo, la forma de operar del INDER debe ser la contraria: ajustar al inicio del año su Gasto Público Social a las transferencias que reciba de la Alcaldía; y si esas transferencias aumentan en el transcurso del año, como generalmente ocurre, ajustar positivamente el Gasto Público Social. Anunciar un déficit, sin disminución de transferencias, es anunciar que los gastos son muy altos; pero los gastos debe gestionarlos el mismo director del INDER.

En segunda instancia, desde la dirección del INDER se afirmó que “(hubo) una reducción presupuestal del 13% comparado con el año 2020” sin indicar frente a cuál presupuesto se hace la comparación. Como en este momento no hay presupuesto ajustado ni ejecutado para 2021 -por no haberse acabado el año- la única comparación posible es usando el presupuesto inicial decretado; en ese caso, el presupuesto de 2021 (107.483 millones) es un 17% inferior (-22,170 millones) al decretado en 2020 (129.590 millones), suponiendo evidentemente una reducción, pero de distinta magnitud a la señalada en el comunicado del director del INDER. En todo caso, hay que recordar que al menos desde 2016 el INDER está teniendo presupuestos del mismo orden de magnitud que el aprobado para 2021. Lo anterior claramente confirma que el presunto déficit de 49 mil millones mencionado por el director no tiene lugar, toda vez que la diferencia entre los recursos asignados para 2021 y los de 2020 es de aproximadamente 22 mil millones, por ahora.

Más allá del chequeo de datos que dio como resultado que el director del INDER habló con inexactitudes, desde Todos por Medellín vemos con preocupación que las imprecisas razones expuestas en el comunicado sirvan de excusa para acometer una posible reducción en la planta de personal del INDER. La afirmación anterior está soportada en que la Veeduría ha recibido información de presuntas encuestas que la dirección del INDER ha enviado a los profesionales de la entidad para que estos sugieran alternativas para “solventar la situación económica del Instituto para el segundo semestre del 2021” a razón del impreciso déficit comentado en el comunicado. Entre las opciones de dicha encuesta se encuentra “renovar sólo al personal que tiene como única fuente de ingresos sus tareas en el INDER” lo cual daría pie al despido de decenas de colaboradores.

Antes que despedir a una parte de la planta del personal, el INDER podría optimizar su gasto con alternativas como la realización de  subastas inversas para la adquisición de productos y servicios que permitan ahorros importantes o evitar al máximo contratar bajo figuras como contratos interadministrativos, que encarecen el costo de la contratación, y que en el caso de 2020 fueron el 41% de la contratación del INDER (49.959 millones) superando por 32 puntos el promedio de contratos interadministrativos para el periodo 2015-2021 (9%) . En otras palabras, se podrían generar grandes ahorros en el INDER si se dejan de tercerizar contratos y estos se seleccionan públicamente en licitaciones donde el criterio del precio tenga una mayor preponderancia.

 

Conclusiones

En síntesis, el INDER es una entidad con alta disponibilidad de activos y bajísima deuda, la cual, por su naturaleza de enfoque social, tiene una altísima dependencia de las transferencias municipales; esta dependencia, en ocasiones la hace padecer situaciones financieramente estrechas. Sin embargo, la estrechez financiera actual no empezó en el presente año, sino que viene sucediendo al menos desde 2016, año desde el cual el presupuesto de la entidad ha sido relativamente constante. En esa medida, y dado que en años anteriores el INDER ha sido capaz de ampliar y sostener su oferta deportiva, la Veeduría Todos por Medellín conmina a la actual dirección del INDER a que acometa las acciones pertinentes para reducir los costos en materia de contratación, como hacer licitaciones públicas y evitar la tercerización, y así poder evitar al máximo el despido de la planta de colaboradores de la institución sin sacrificar la oferta deportiva, que es el objeto principal para el cual fue creado el Instituto.

[1] https://www.inder.gov.co/es/transparencia/estructura-organica-y-talento-humano/mision-y-vision

[2] https://www.eltiempo.com/colombia/medellin/medellin-jardin-botanico-lanzo-sos-para-evitar-la-quiebra-564639

[3] Fomentar el deporte, la actividad física, la recreación, y el aprovechamiento del tiempo libre

Compártelo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email