Cazando mitos en EPM

Por Todos por Medellín (@todosxmedellin)

Por la magnitud y naturaleza pública de EPM, la empresa siempre ha sido objetivo de la comidilla política de Medellín, Antioquia e inclusive de Colombia. En medio de esos comentarios, no siempre la precisión y la veracidad han sido las características más llamativas de lo dicho sobre EPM. En esa medida, Todos por Medellín ofrece a los lectores la serie de “Cazando Mitos en EPM” para desmentir, mediante información veraz, confirmada y fehaciente, algunos de los mitos más destacados sobre la empresa.

Mitos Financieros de EPM  

El pasado 22 de julio hubo en el Concejo de Medellín una sesión de control político sobre el estado de EPM y de su proyecto emblema, la hidroeléctrica Ituango1. En la sesión participaron el gerente de EPM, Jorge Carrillo, la contraloría de Medellín y los concejales de la ciudad.

En medio de esa sesión de control político se aseveró por parte de algunos concejales afirmaciones algo simplistas sobre EPM como que “Las inversiones de EPM en el exterior ascienden a 10,7 billones de pesos. Sin embargo, hay inversiones poco rentables como Cururos, Bonyic, o Aguas de Antofagasta.” o que “Actualmente los bancos y los acreedores son los dueños mayoritarios del 50,5% de los activos de la matriz y del 57,5% de los activos del Grupo. Eso quiere decir que los medellinenses ya no somos los mayores accionistas de EPM.”2

Con el propósito de dar una discusión pública sensata e informada, que nutra el debate sobre la gestión de la ciudad, Todos por Medellín puntualiza en primera instancia que para entender si las inversiones del Grupo EPM han sido agregadamente positivas o negativas para la empresa corresponde ver una imagen global de todas las inversiones y no sólo la imagen particular de unas inversiones.

Teniendo en cuenta lo anterior, según la presentación del gerente de EPM Jorge Carrillo, el Grupo había invertido de manera acumulada hasta 2020 $ 8,9 billones; adicionalmente, esas inversiones, entre mayor valor patrimonial y dividendos, habían rentado $ 11,3 billones para ese mismo año, generando un excedente de $ 3,4 billones o un 38% de la inversión inicial. En esa medida es claro que el agregado de las inversiones del Grupo EPM ha sido más positivo que negativo, desvirtuando que las inversiones en el exterior han sido, en el global, poco rentables.

Cabe aclarar que en el periodo 2003 a 2015 las inversiones de EPM no superaron a lo retornado; sin embargo, este comportamiento es normal, toda vez que una inversión no se planea para que retorne inmediatamente sino para que lo haga en un plazo de tiempo. Es de esa forma que desde 2016, medido en precios constantes, el retorno de las inversiones de EPM ha sido superior a las inversiones realizadas.

Adicionalmente, es menester aclarar que los prestamistas de EPM no son “los dueños mayoritarios de la empresa”, reflejando esa frase un precario entendimiento de la gobernanza empresarial; la posesión de una empresa no depende de la relación entre los activos y la deuda, sino de los derechos políticos derivados de la composición accionaria, es decir, quien es dueño del patrimonio. En esa medida, debe aclararse que el 100% de la posesión patrimonial del Grupo EPM está en manos del municipio de Medellín. La empresa sigue siendo íntegramente pública.

De hecho, es normal que toda empresa tenga activos (bienes que posee y utiliza para producir), deuda adquirida para financiar esos activos y un patrimonio, que contablemente es lo que le quedaría una vez paga sus deudas. En el caso del Grupo EPM el patrimonio en 2021 ascendió a $ 26,2 billones de pesos, íntegramente poseídos por el municipio de Medellín, que equivalen a aproximadamente 10 millones de pesos por cada habitante de la ciudad. Se aclara que este patrimonio es ya neto después del pago de la deuda.

Conclusiones 

Alrededor de EPM han aparecido mitos, provenientes en muchos casos de destacadas figuras políticas de la ciudad. Auscultando esos mitos, Todos por Medellín ha encontrado que en lo que refiere a la internacionalización del Grupo EPM, este proceso ha redundando positivamente, generando unos excedentes para la empresa de $ 3,4 billones para 2020. Asimismo, a pesar de lo que dicen algunas voces, la posesión de la compañía sigue siendo 100% pública, totalizando un valor patrimonial por $ 26 billones que equivalen a aproximadamente 10 millones de pesos por cada habitante de Medellín.

Por último, cabe añadir que los niveles de endeudamiento del Grupo EPM al cierre de 2020 (58%) son normales para el sector. En un ejercicio de benchmarking, o de comparación empresarial, se observa que 8 de los competidores de Grupo EPM tienen ratios de endeudamiento total que para 2020 variaron entre 46% y 70%, siendo el promedio para dicho grupo de 57.6%. En esa medida, el nivel de endeudamiento del Grupo EPM (58%) puede catalogarse como normal y razonable.

Compártelo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email