¿La prioridad es la educación?

Sapiencia es una entidad descentralizada adscrita al Municipio de Medellín, creada en el año 2012 con el fin de liderar la ejecución de la política y los lineamientos del sistema de educación pública superior y propiciar el acceso y la permanencia a la educación postsecundaria. Sapiencia es reconocida por el otorgamiento y promoción de créditos y becas para la educación postsecundaria; actividad por la cual recibe y para la cual destina la mayor parte de los recursos de su presupuesto.

Los activos de la entidad han crecido considerablemente desde el 2015 hasta el 2021. Los ingresos también se incrementaron hasta el año 2018 y posteriormente descendieron. Aunque el alcalde dice que la prioridad de esta administración está en la educación, es evidente que, los últimos dos años, la destinación de recursos por parte de la Alcaldía a Sapiencia ha sido menor y, por lo tanto, ha hecho una menor inversión en créditos y becas para los estudiantes.

Para el análisis se tomó un periodo de siete años (2015-2021), en los que se analizaron los estados financieros de la entidad, los cuales tienen muchas particularidades por los cambios en la normatividad contable, por los cambios de la entidad en el asentamiento de los rubros, en la manera de ejecutar los programas y por las especificidades de las inversiones, lo que dificultó el seguimiento y la comparación de los estados financieros cada año.

¿Cómo ha sido y está actualmente la estructura financiera de Sapiencia?

El patrimonio de la entidad ha venido creciendo en los últimos años, cuando pasó de $563.065 millones en 2015 a $888.661 millones en 2021; el mayor valor en patrimonio lo logró en el año 2020, con $896.961 millones. El crecimiento obtenido en el patrimonio se dio principalmente por los excedentes generados en los estados de resultados, que son soportados por los recursos entregados en administración.

También han crecido sus activos. En el año 2021, fueron $914.899 millones, aumentando un 54% desde el 2015 cuando eran de $595.772 millones. Para diciembre del 2021, la mayor parte de los activos están representados en recursos entregados en administración, que representan el 86% de los activos totales, seguido por el efectivo, que representa el 7%. Los recursos entregados en administración ($805.921 millones) al final del 2021, estaban divididos contablemente en dos rubros, a) los recursos en administración y b) los recursos en fiducia. Los recursos en administración son los recursos entregados a Plaza Mayor y la ESU para la operación logística, el servicio de seguridad y transporte, y los recursos entregados a las Instituciones de Educación Superior para el financiamiento de las becas tecnológicas; así: a la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia ($14.864 millones) e Instituto Pascual Bravo ($1.184 millones) y los recursos entregados al IDEA ($98.097 millones), que son destinados a la administración del Fondo EPM.

Los recursos en fiducia son $691.349 millones para los beneficiarios de los programas: Fondo EPM, Presupuesto Participativo, Formación Avanzada, Extendiendo Fronteras, Enlaza Mundos y Becas Tecnológicas. Estos recursos, a su vez, se dividen en recursos disponibles, que son los recursos pendientes por pagar por conceptos de matrícula, sostenimiento y demás gastos relacionados, y desembolsos que son los recursos ya pagados por la fiducia por estos mismos conceptos de los estudiantes que siguen activos y no se ha determinado entre la condonación (gasto público social) o una cuenta por cobrar por no haber terminado sus tiempos de estudio.

Gráfica 1: Sapiencia: histórico estado en la situación financiera, 2015-2021

Como se puede observar en la Gráfica 1, casi la totalidad de los activos están representados en el patrimonio; en el periodo analizado el promedio del patrimonio ha sido un 97% de los activos. Quiere decir que la entidad tiene pasivos bajos, en promedio del 3%. Al final del año 2021, Sapiencia tuvo pasivos totales por $26.237 millones, de los cuales un poco más de $25.000 millones corresponden a recursos a favor de terceros y recursos recibidos en administración, principalmente recursos de Comfama y el Colegio Mayor, los cuales no fueron ejecutados, o rendimientos financieros generados, por los recursos del municipio que deben ser devueltos a este. Lo que quiere decir que sólo cerca de $1.000 millones corresponden a endeudamientos financieros.

 

Ejecución financiera 2015-2021

Los ingresos tuvieron un crecimiento desde el 2015, cuando eran de $62.556 millones, hasta el año 2018 cuando obtuvo sus mayores ingresos, por $200.364 millones. El incremento en el año 2017, que se puede observar en la Gráfica 2, se debe específicamente a la creación del programa Becas de Tecnología, que empezó a operar a partir de ese año. En el año 2019, los ingresos disminuyeron a $170.049 millones, mientras en el año 2020 volvieron a crecer hasta los $189.353 millones y, finalmente, en el año 2021, volvieron a disminuir por debajo incluso de los tres años anteriores, llegando a $167.331 millones.

Gráfica 2: Histórico de ingresos totales Sapiencia, 2015-2021

De los ingresos recibidos en el 2021, $146.036 millones fueron ingresos operacionales, que representaron el 87,3% de los ingresos totales, provenientes de transferencias del Municipio de Medellín recibidas para inversión (97,9%) y funcionamiento (1,9%) y bienes recibidos sin contraprestación (0,2%). Estas transferencias se redujeron en $16.036 millones con respecto al año 2020, según la entidad, debido a la necesidad de la Alcaldía de atender los efectos generados por la emergencia económica y social, causada por la pandemia del COVID-19, relacionadas con otras prioridades de la administración diferentes al acceso y la permanencia en la educación postsecundaria. Los otros ingresos fueron $21.294 millones en el último año, con una reducción de casi $6.000 millones con respecto al año anterior. Estos ingresos se dividen en ingresos financieros e ingresos diversos; los primeros son los recursos recibidos por rendimientos financieros, que se redujeron un 47% y los segundos son los recursos de los intereses de los créditos condonables y los recursos no ejecutados de los convenios, que crecieron un 30%.

En la siguiente Gráfica 3 se observa la distribución porcentual de los ingresos para el año 2021.

Gráfica 3: Distribución porcentual de los ingresos totales de Sapiencia 2021

 

Los costos y gastos totales han tenido un aumento importante desde el 2015. Durante los primeros años (2015-2016) estos fueron, en promedio, $11.948 millones. A partir del 2017, estos egresos empezaron a incrementar, llegando en 2020 y 2021 a ser cerca de $175.000 millones, como puede apreciarse en la Gráfica 4.

El aumento de los costos y gastos es explicado por varios factores. El primer factor se basa en que los créditos condonables y las becas sólo se registran como egresos cuando los beneficiarios cumplen todo su proceso estudiantil, es decir, mientras la persona cursa sus estudios, aunque se ejecuten los recursos, estos se registran como un activo en los recursos entregados en administración. Por eso los primeros años, a pesar de los altos ingresos, no se registraban egresos equivalentes a los recursos ejecutados.

El segundo, es que, a partir de la administración de Federico Gutiérrez, Sapiencia pasó a operar directamente las convocatorias; pasó a operar los fondos por medio de fiducias y consolidó el área de cartera para hacer la gestión de esta, por lo que la entidad tuvo que incrementar su capacidad operativa, aumentando los gastos. Esto se observa a partir del año 2018, donde se incrementaron los gastos de administración y operativos. Los gastos relacionados con el personal tuvieron un aumento, pasando de los $1.368 millones a los $1.980 millones entre el 2015 y el 2021. Sin embargo, el rubro que más ha crecido son los gastos generales, que entre el 2015 y 2017 eran, en promedio, de $204 millones y en el 2018 incrementaron a los $18.444 millones.

El mayor crecimiento se dio en los honorarios y los servicios de terceros como parte de los gastos generales, que entre ambos suman el 97%. Estos gastos continuaron creciendo hasta $31.951 millones en el 2019, con un incremento del 73,2% (el programa Talento Especializado se contabilizó dentro de este rubro, por valor de $6.303 millones, por error); $34.178 millones en el 2020 y en el 2021 se redujeron hasta $28.462 millones. Los honorarios y servicios siguen siendo los rubros más importantes y en los últimos tres años equivalían entre un 89% y un 92% de los gastos generales.

El tercer factor es que a partir del 2018 se cambió el modelo de cálculo de deterioro de las cuentas por cobrar y se pasó a registrar como un gasto, de acuerdo con las nuevas reglas contables. Por esto en años anteriores no se veía su efecto en los estados de resultados y a partir de ese año se empezaron a incluir.

Tabla 1: Histórico principales gastos de operación entre 2018-2021

2018 2019 2020 2021
Sueldos y salarios 1.408 1.552 1.554 1.623
Honorarios 11.801 24.318 27.665 21.293
Servicios 6.194 3.590 4.106 4.043
Gastos generales 18.446 30.510 34.178 28.462

Fuente: Información de la ejecución de gastos, diseño elaboración propia. Cifras expresadas en millones.

 

En los años 2017 y 2018 hubo dos gastos representativos en el rubro de otros gastos o gastos diversos. Para el 2017, la variación corresponde a un ajuste en los gastos de los ejercicios anteriores, por la forma como se venían registrando los gastos los años previos. En el año 2018, corresponde a la reducción del componente de construcción de la Ciudadela Occidente. La construcción de la Ciudadela de Occidente finalmente no fue ejecutada por Sapiencia y se le entregó a la Secretaría de Educación.

A partir del año 2019, las transferencias y subvenciones registran la diferencia entre las tasas de interés de la deuda, de acuerdo con el cambio en las normas contables. Además, en el año 2021, registran también el valor de los equipos de cómputo transferidos a título gratuito a las Instituciones de Educación Superior para los beneficiarios del proyecto de Becas Tecnología, dada la imposibilidad de trasladarse a las IES por la pandemia.

En enero de ese año, Sapiencia entregó 2.519 equipos por valor de $ 3.208 millones, y otros equipos en noviembre y diciembre por valor de $3.454 millones.

 

Gráfica 4: Histórico de los costos y gastos Sapiencia 2015-2021

Las inversiones que realiza la entidad son clasificadas en el estado de resultados como gasto público social. Desde el 2015 el gasto ha tenido grandes variaciones por diferentes formas de la clasificación de los rubros, ya que la ejecución se registra al momento del cumplimiento total de los requisitos por parte del estudiante. Este rubro empezó en el 2015, con un valor de $6.390 millones. Entre el 2017 y 2019 se ubicó entre los $20.000 millones y los $44.000 millones. El mayor crecimiento se da a partir del año 2020, cuando se empiezan a registrar las condonaciones de los fondos EPM, presupuesto participativo y becas de tecnología.

Como se evidenció, los ingresos en los primeros años del periodo analizado son mucho mayores que los gastos registrados. Por lo que la entidad presenta unos excedentes muy altos en los primeros años, que van disminuyendo conforme pasa el tiempo para presentar una pérdida en el año 2021. Sin embargo, los excedentes y las pérdidas de los estados de resultados no representan la verdadera ejecución de la entidad.

 

Tabla 2: Excedentes netos del periodo analizado

2015 2016 2017 2018 2019 2020 2021
Excedentes netos 54.367 55.720 91.304 117.054 68.601 14.340 -8.292

Fuente: Información de la ejecución de gastos, diseño elaboración propia. Cifras expresadas en millones.

 

¿Cómo se ejecutó la inversión de Sapiencia?

En el periodo analizado, los ingresos recaudados por la entidad se han mantenido en un rango entre los $145.000 millones y los $210.000 millones; salvo en el año 2016 cuando estos disminuyeron a $80.167 millones, ya que ese año no se recibieron nuevos cupos del Fondo EPM. Revisando los flujos anuales, en términos generales, la entidad ha ejecutado casi todo su recurso anual. En promedio ha ejecutado un 97,2% de los ingresos que recauda en cada año. Vale la pena aclarar que la ejecución se considera al momento de asegurar los recursos para las becas o créditos (incluyendo los periodos futuros) y entregarlos a la entidad o las fiducias que los gestionan posteriormente. En el presupuesto se observa cómo el año 2021, que es crítico en el estado de resultados, tiene una ejecución similar a los ingresos recaudados (del 94,7%). Lo que quiere decir que en el 2021 los gastos ejecutados no fueron mayores que los ingresos recibidos.

El mayor rubro en la ejecución de gastos son las inversiones, representando un 98,6% de la ejecución total. Hay que tener en cuenta que en el presupuesto los honorarios y servicios relacionados con la operación de los fondos se suman a las inversiones. Las inversiones disminuyeron entre el año 2015 y 2016 en un 28,6%, luego aumentaron durante los años siguientes hasta el 2019, llegando a su máximo de $199.544 millones. Después, durante los años 2020 y 2021 volvieron a disminuir, al igual que los ingresos. Significa que el recurso destinado para cumplir con su función social ha sido menor en los dos últimos años, lo que a grandes rasgos representa una menor posibilidad de acceso a la educación superior de los y las jóvenes de Medellín.

Gráfica 5: Ejecución presupuestal de ingresos y gastos anual 2015-2021

 

La prioridad no es la educación superior

Los estados financieros muestran que Sapiencia ha tenido un crecimiento importante especialmente en sus activos. La mayoría de estos activos se encuentran como recursos entregados en administración a otras entidades o fiducias para el desembolso de los recursos de los beneficiarios. Así mismo, el crecimiento de sus pasivos y endeudamiento es bajo, lo que no genera riesgos financieros para la entidad. El crecimiento de los activos y el patrimonio ha sido producto, principalmente, de las transferencias del municipio, que son el principal ingreso y han constituido en promedio un 85,9% de los ingresos de la entidad.

Por el cambio en la forma de ejecución de las becas, que pasó a hacerlo directamente la entidad, es importante considerar el aumento de los gastos de funcionamiento. Los honorarios y servicios de terceros tuvieron un crecimiento importante a partir del año 2018; no obstante, en esta alcaldía aumentaron casi el doble, mientras que los ingresos y la inversión en ese mismo periodo se redujeron.

Se debe destacar que el valor de la ejecución presupuestal ha sido adecuada con respecto a los ingresos, por encima siempre del 87% y sólo un año con una ejecución superior a estos. A pesar de lo anterior, el alcalde ha dicho en diferentes ocasiones que durante su alcaldía se han hecho las mayores inversiones en educación[1]. Sin embargo, se evidencia cómo los ingresos recibidos de la administración y la inversión ejecutada de Sapiencia en estos dos años fueron menores que los últimos dos años de la alcaldía anterior[2], lo que se traduce en menor inversión para el acceso y la permanencia en la educación postsecundaria de las personas de Medellín.

[1]

[2] SAPIENCIA ALCALDE Daniel Quintero – YouTube

 

Compártelo