No más lluvia de ideas

Por: Piedad Patricia Restrepo, vocera de Todos por Medellín.

El Plan Maestro del Metro de Medellín 2006-2030-Confianza en el Futuro, es la hoja de ruta para la expansión del Sistema de Transporte Masivo del Valle de Aburrá y un motivo de orgullo regional porque representa un ejercicio riguroso para orientar las inversiones en la movilidad en nuestro territorio.

Cuando se plantean proyectos por fuera de esa hoja de ruta la primera pregunta que surge es cuáles son las razones que sustentan esas nuevas apuestas, cuando aún tenemos tantos proyectos sin desarrollar del Plan Maestro. Esto justamente ocurrió en el Plan de Desarrollo Medellín Futuro, en el que quedó plasmado un estudio básico para un metro subterráneo, cuyo avance al cierre de 2021 era de apenas un 10%. Ahora se suma el anuncio de cinco nuevos metrocables en alianza con el gobierno nacional.

Una revisión del Plan Maestro evidencia que de aquí a 2030 solo resta un cable, dentro de un total de 28 hitos incluidos. Ese cable es el de Itagüí-Envigado-Calatrava. Ahora bien, hay varios hitos relevantes aún sin cumplirse; solo por mencionar algunos tenemos la operación comercial de la línea C; la extensión del metro hacia el norte de la ciudad, llegando hasta Copacabana; la conexión al oriente e incluso el sistema de transporte para oriente, que iría desde Marinilla hasta la Ceja; y los corredores férreo multipropósito en sus tres fases.

Este último lo ha recogido el proyecto de Tren de Cercanías del Valle de Aburrá o también llamado Tren del río, que la Gobernación de Antioquia entregó el año pasado al Ministerio de Transporte para buscar la cofinanciación del 70% de la primera etapa priorizada, que iría desde Barbosa hasta la Aguacatala, 46 kilómetros que costarían $ 4,2 billones, dejando para una segunda fase el tramo de Aguacatala a Caldas por $ 1,9 billones.

Es importante el relacionamiento con el gobierno nacional para sacar adelante proyectos estratégicos de ciudad y región, como ocurrió con el proyecto del metro ligero de la 80 en esta administración, lo cual fue un paso fundamental para concretar otro hito del plan de expansión. Pero ahora, con un nuevo mandatario, no se tienen que sacar ideas sin sustento y mucho menos ponerlas a competir con proyectos estructurados. La región ha demostrado una capacidad enorme para generar ejercicios de planificación, pero no mucha celeridad para su gestión. Justamente uno de los obstáculos es que pueden surgir proyectos no planificados que se imponen usualmente por la voluntad del gobernante de turno.

¿De dónde sale la cifra de cinco metro cables? ¿Dónde están los estudios técnicos, financieros y ambientales para determinar que son cinco? ¿Dónde está el estudio de demanda y de capacidad del sistema actual para soportar un mayor número de pasajeros, principalmente en la línea A? ¿Por qué en una reunión de unas pocas horas sale el alcalde a anunciar que empezarán a diseñar dos metro cables: Estrella-San Antonio de Prado y Estación Poblado-avenida las Palmas?

Es una irresponsabilidad mayúscula andar haciendo promesas sin ningún sustento, máxime cuando la empresa metro tiene hoy un déficit de caja de aproximadamente $500.000 millones y un agotamiento del fondo de reposición, fruto del menor flujo de pasajeros en pandemia, que terminaron frenando varios proyectos de inversión de la empresa, de acuerdo con datos de Medellín Cómo Vamos.

Al alcalde de Medellín le pedimos una mayor seriedad a la hora de plantear proyectos y solicitar recursos al nuevo gobierno nacional. Además, una mayor concertación con la Gobernación de Antioquia. Se necesita diálogo y coordinación regional para priorizar proyectos y solicitar recursos del orden nacional. No se pueden desconocer los ejercicios de planificación, los proyectos más adelantados y tampoco las actuales circunstancias que atraviesa una de las empresas insignes de la región y el departamento.

Dejemos la improvisación fuera de las discusiones. Una región reconocida por sus ejercicios de planificación merece mucho más que priorización de proyectos con base en lluvias de ideas.

Compártelo