Futuro empeñado

Por Piedad Patricia Restrepo, vocera de Todos por Medellín

Cuando vas a un banco a que te presten plata para un proyecto importante en tu vida, la base de que te presten o no, parte de la confianza que haya entre las partes. Un poco de conocimiento sobre la persona es fundamental, cómo ha actuado en el pasado, si paga las deudas, si efectivamente hace lo que dice que iba a hacer, si es responsable y honra sus deudas.

Pues en el caso de un distrito aplica lo mismo en esencia. En el caso que analizo aquí no sería para que la entidad territorial se endeude, si no para comprometer vigencias futuras, principalmente las excepcionales que son las que exceden la vigencia presupuestal y pueden superar el periodo de gobierno si se cumplen ciertas condiciones. En otros términos, se están tomando decisiones de inversión desde hoy que restan margen de maniobra a la siguiente administración. Sin duda, cuando hay proyectos estratégicos de ciudad vale la pena la discusión y la concesión de esta herramienta de financiación. No obstante, cuando los proyectos no son considerados estratégicos o no hay confianza en el gobernante, la aprobación de vigencias futuras es un asunto más complejo y amerita una reflexión más honda.

El proyecto de acuerdo 94 de 2022 que se votará esta semana busca otorgar al alcalde Daniel Quintero vigencias futuras ordinarias y excepcionales para proyectos relacionados con salud, educación, primera infancia, deporte y recreación, infraestructura para la movilidad y vivienda por un valor de $676.000 millones.

Las intenciones parecen ser nobles, pero de buenas intenciones está empedrado el infierno como dice el adagio. Y es que los proyectos en sí mismos están en el centro de las necesidades de las comunidades: mejor infraestructura para las escuelas oficiales, mejor infraestructura para la práctica deportiva y recreativa, mejor infraestructura para la red pública de atención en salud, financiación para dos obras del Fondo de Valorización que se quedaron sin plata, compra de vivienda de interés social.  No obstante, dar carta blanca a las vigencias futuras excepcionales desconociendo lo que ha venido pasando en la ciudad justo en estos frentes, sería muy ingenuo por parte del Concejo de Medellín.

Los reclamos sobre lo que está pasando con los recursos de inversión pública en Medellín no es de ahora, pero se han intensificado conforme se conocen indicadores sociales muy preocupantes como los que presentó semanas atrás Medellín Cómo Vamos. El Distrito, entre 2020 y 2021, tuvo una inversión promedio anual de $5,3 billones, mayor a la de cualquier otro periodo de gobierno. La pregunta de fondo es por qué para impulsar este proyecto de acuerdo se escuda en que los gobiernos anteriores no invirtieron y por ello a éste le ha tocado bailar con la más fea. En otros términos, esta Alcaldía está quejándose cual la pobre viejecita.

Y quisiera analizar tres temas relevantes sobre esta solicitud de vigencias futuras. La primera, ya la abordamos en otra columna, pero vale la pena reiterar sobre ella, porque pues el alcalde insiste en los relatos infundados, y ante esta situación toca repetir, repetir. y repetir a ver si calan lo argumentos frente a las mentiras.

La infraestructura educativa requiere inversión, no hay duda de ello, pero lo que no es cierto es que anteriormente no se hiciera inversión. De hecho, como lo mostré anteriormente[1], la inversión más baja en infraestructura educativa promedio anual ha sido la de esta administración. Lo que sí se debe señalar es que la ciudad hizo una apuesta cada vez más fuerte por la educación superior, y ésta la ahondó en lo que considera un hito como es la matricula cero para la educación superior ofertada por el Distrito. Ante recursos limitados, lo que tenemos es un achicamiento de la inversión en infraestructura educativa cada vez mayor, mientras crecía la inversión en educación superior.   Ahora bien, pretender abarcar todas las necesidades con recursos insuficientes es una utopía, aquí la priorización debe ser sensata, y desde el punto de vista social es mucho más relevante ofrecer una educación de calidad para la básica y media y conforme queden recursos apalancar mecanismos de financiación para el acceso a la educación superior. Ojalá la ciudad de esta discusión prontamente porque de lo contrario, tendremos una educación pública más que mediocre con cada vez menor inversión relativa[2].

En el caso de Buen Comienzo, llama poderosamente la atención que para este 2022 se le asignó un presupuesto inicial récord en su historia con $200.000 millones, aún más inédito es su presupuesto final de $ 243.891 millones. Para un programa que está desdibujado, en donde las familias beneficiarias y entidades aliadas plantean enormes interrogantes sobre la calidad de la atención, con reducción de niños y madres gestantes y lactantes atendidas en 2020 y con reducción de días de atención en todas las modalidades en 2021, no queda más que cuestionar para dónde se está yendo la plata. Y por qué si el presupuesto de 2022 es el más alto desde que se creó, y por encima en casi $70.000 millones frente a lo ejecutado en 2021, no se destinaron recursos para la mejora de la infraestructura existente y su ampliación, pero ahora se solicitan mediante vigencias futuras. Un sinsentido.[3]

Y el Inder merece especial atención. Se están solicitando $64.500 millones para la construcción, mantenimiento y adecuación de escenarios deportivos, recreativos y de actividad física. El alcalde, al igual que con la infraestructura educativa manifiesta que los escenarios deportivos estaban olvidados y no se hacía inversión desde hacía décadas. Falso. La inversión en infraestructura en el periodo 2008-2011 fue de casi 100.000 millones anuales, en 2012-2015 fue de $90.000 anuales, y en el periodo 2016-2019 hubo una reducción drástica en dicha inversión bajando a $33.000 millones anuales. Aunque esta Alcaldía la aumentó en los dos primeros años para un promedio anual de $43.000 millones, la pregunta de fondo es cómo una institución que fomenta la actividad deportiva, recreativa bajo la crisis del Covid donde la mayoría de estas actividades estuvieron paradas, invirtió todo su presupuesto, sin ahorros relevantes que le hubieran permitido hacer inversiones más significativas en la infraestructura para el deporte. Esta pregunta es relevante porque la entidad ha estado en medio de diversas polémicas por la reducción de sus servicios a la comunidad, por la reducción de personal para el desarrollo de las actividades misionales, por el estado, justamente, de la infraestructura. Algo sin duda no cuadra, lo cual nos lleva a las denuncias que Todos por Medellín han llevado a las autoridades sobre presunto uso de la entidad como plataforma política y el posible desvío de recursos a través de los procesos de contratación para favorecer a privados[4].

Por último, leí recientemente que quienes se oponían a la anterior reforma tributaria argumentaban que no era tanto por lo que proponía sino el gran riesgo de que los recursos se perdieran en la corrupción exacerbada que afronta el país y que tuvo como su ejemplo más reciente la pérdida de recursos para el acceso a internet de estudiantes en zonas rurales y la pérdida de cuantiosos recursos para las zonas más afectadas por la violencia y la guerra. Pues eso mismo podemos decir hoy en Medellín: con qué confianza se entregan recursos que comprometen nuestro futuro a una administración que por desidia o por presunta corrupción, o ambas, nos defrauda día a día.

 

[1] Véase https://todospormedellin.org/destruccion-del-valor-publico-el-caso-de-la-infraestructura-educativa-en-medellin/

[2] Véase para mayor detalle sobre la inversión en educación. https://todospormedellin.org/transformacion-educativa-y-cultural/

[3] Véanse: https://todospormedellin.org/buen-comienzo-representa-70-de-los-hallazgos-de-contraloria-de-medellin/ , https://todospormedellin.org/la-atencion-a-la-primera-infancia-mas-vulnerable-en-medellin-va-de-mal-en-peor/  y https://todospormedellin.org/una-sonrisa-muchas-lagrimas/.

[4] Véase https://todospormedellin.org/videos/se-esta-usando-al-inder-como-plataforma-politica/. Y https://todospormedellin.org/videos/🚨-mas-de-cien-mil-millones-trasladados-del-inder-a-metroparques-entre-2020-y-2021-🚨/

Compártelo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email